Lawrence de Arabia***



TITULO ORIGINAL Lawrence of Arabia
AÑO
1962
DURACIÓN
222 min. Trailers/Vídeos
PAÍS
DIRECTOR David Lean
GUIÓN Robert Bolt, Michael Wilson
MÚSICA Maurice Jarre
FOTOGRAFÍA Fred A. Young
REPARTO Peter O’Toole, Anthony Quinn, Alec Guinness, Jack Hawkins, Omar Sharif, José Ferrer, Anthony Quayle, Claude Rains, Arthur Kennedy
PRODUCTORA Columbia Pictures (Horizon Pictures Production)
GÉNERO Y CRÍTICA

1962: 7 Oscar (película, director, fotografía color, dirección artística color, sonido, banda sonora original, montaje). 11 Nominaciones / Aventuras. Biográfico / SINOPSIS: Biografía de T.E. Lawrence. El Cairo, 1917. Un conflictivo y enigmático oficial británico es enviado al desierto árabe durante la Gran Guerra en la campaña de ayuda a Arabia contra Turquía

CRÏTICA:

De la mastodóntica trilogía de Lean en los 60 compuesta por ésta, “El puente sobre el río Kwai” y “Doctor Zhivago”, la crítica tiende a ver en “Lawrence de Arabia” la mejor y no solo eso, sino en ver aquí un film extraordinario, inscribible incluso entre la decena principal.
Discrepo abiertamente, pues ni “Lawrence de Arabia” es mejor que “El puente sobre el rio Kwai” ni es un film perfecto o arrebatador. Sí es una magnífica película, demostración grandiosa de capacidad de producción del cine británico (Spiegel, otra vez), que en nada envidia a las superproducciones norteamericanas y sí es también un notable ejercicio de complementar la enormidad del espectáculo, con la intimidad y el psicologismo de un personaje, todo bajo la magistral batuta de Lean.
“Lawrence de Arabia” es un gigantesco biopic del heroe, humanista, poeta y valiente T.E. Lawrence (un biopic de los dos años que pasó en el desierto, pero que cómo dijo Lean “esa fue toda su vida”), hombre clave en la guerra árabe-turca, teniente del ejército británico que ayudó a los árabes de tal manera que acabó imbuido por su cultura y, muy particularmente por el desierto, ese mar arenoso e infinito maravillosamente captado por Lean, usando el plano largo y profundo que contradiga la inmensidad del temido, fascinante y terrible desierto a la miniatura humana. T.E. Lawrence fue un hombre contradictorio, finalmente absorbido, vampirizado por el desierto como símbolo de lo oriental (porque también es esta película un buen ejemplo de tolerancia entre culturas, de hermanamiento respetuoso entre ideologías contrapuestas pero igualmente ricas: buen cine, pues, para el ínclito, aborrecible y borrego Bush o para el millonario, asesino y fanático Ben Laden). “Lawrence de Arabia” es una hermosa fotografía del horizonte, de lo ilimitado de la Naturaleza, de lo insignificante del ser humano ante la magnanimidad de lo que le rodea (otro buen ejemplo a la libreta para los dos anteriores personajillos). Lean combina con majestuosidad y elegancia lo histórico con lo épico, lo épico con lo bélico, lo bélico con lo dramático, lo dramático con lo psicológico e íntimo, y le queda muy bien. Le ayuda un gran equipo técnico y un plantel de actores brillantes completado por Alec Guiness, Claude Rains, Anthony Quayle, Arthur Kennedy o José Ferrer, a la cabeza de los cuales se sitúa un inmenso Peter O´Toole en la interpretación que marcó su vida. Rodada parcialmente en Almería – el resto en Siria -, estamos ante una gran película, se quiera o no se quiera. kafka

Anuncios