Senderos de gloria*****


TITULO ORIGINAL Paths of Glory
AÑO
1957
DURACIÓN
86 min. Trailers/Vídeos
PAÍS
DIRECTOR Stanley Kubrick
GUIÓN Stanley Kubrick, Calder Willingham, Jim Thompson (Novela: Humphrey Cobb)
MÚSICA Gerald Fried
FOTOGRAFÍA Georg Krause (B&W)
REPARTO Kirk Douglas, Ralph Meeker, Adolphe Menjou, George MacReady, Wayne Morris, Richard Anderson, Joseph Turkel, Timothy Carey, Peter Capell, Susanne Christian, Bert Freed, Emile Meyer
PRODUCTORA MGM presenta una producción Bryna Productions
GÉNERO Y CRÍTICA

Bélica (I Guerra Mundial). Drama antimilitarista

Steven Spielberg, mostrando su amor por Kubrick cuando le preguntaron por cómo definiría el cine, contestó: ” No hay nada más maravilloso y perfecto para definir el cine que el final de Senderos de gloria, cuando Suzanne Christian( la que sería futura esposa de Kubrick) canta ante los soldados franceses “. Ciertamente, podría tratarse de una de las definiciones más certeras de la historia. Una escena donde la brutalidad propia e los soldados pasa a convertirse en pura sensibilidad, al ver a tan hermosa mujer, una prisionera alemana, cantar dulcemente, pasando en segundos de la barbarie casi obscena al más maravilloso silencio dentro de las tropas del bar.

No hay lugar para el heroísmo en esta película. No hay lugar para los vencedores, no hay lugar para la victoria, no hay lugar para la esperanza. Todos somos perdedores en las guerras. Y más aún aquellas almas cegadas por el patriotismo, sentados en su despacho, dirigiendo a miles de hombres que servirán de carne de cañón desde su mesa. No hay mayor cobardía que la del personaje interpretado por Adolph Menjou, que ordena matar a tres hombres escudandose en el miedo y la cobardía contra el enemigo. Pero mayor cobardía es escoger friamente, al azar, a tres hombres que pagarán por el resto del pelotón. Tranquilamente, condenar a la muerte a tres hombres a los que se contempla como a hormigas a las que poder aplastar parace un mero juego para el general francés. En el otro extremo se encuentra el coronel Dax, maravilloso Kirk Douglas, un hombre justo, aunque no es un ningún virtuoso, ni ninguna alma caritativa. Es sencillamente un hombre justo. Su lucha es más propia de David contra Goliat, sólo que esta vez Goliat es invencible. Un juicio que es más un mero teatro, un circo, que un proceso donde se pueda hacer verdadera justicia. Tony Montana

Anuncios