El curioso caso de Benjamin Button***



TITULO ORIGINAL The Curious Case of Benjamin Button
AÑO
2008 Ver trailer externo
DURACIÓN
167 min. Trailers/Vídeos
PAÍS
DIRECTOR David Fincher
GUIÓN Eric Roth (Historia: F. Scott Fitzgerald)
MÚSICA Alexandre Desplat
FOTOGRAFÍA Claudio Miranda
REPARTO Brad Pitt, Cate Blanchett, Taraji P. Henson, Tilda Swinton, Jason Flemyng, Julia Ormond, Eric West, Elias Koteas, Elle Fanning
PRODUCTORA Paramount Pictures / Warner Bros. Pictures
WEB OFICIAL http://wwws.warnerbros.es/benjaminbutton/
GÉNERO Y CRÍTICA

Fantástico. Romance. Drama

La temporada de ceremonias y galardones está ya en marcha y como todos los años nos enfrentamos a toda una serie de películas pasmosamente encaminadas a esperar unas cuantas estatuillas, si son de Oscar mejor. Lo verdaderamente curioso (y esto sin querer queda como un juego con el título del film) es cómo un producto tan esperanzador como el film que nos ocupa, con el talento de David Fincher tras la cámara y el referente histórico de F.Scott Fitzgerald tras la idea se queda en un alargado y neutro embalaje de narración de una historia de amor imposible mezclada con un principio de “patito feo” marginado que luego es un cisne volviéndonos a vender el libro de “lo diferente mola” aunque al principio nos de miedo y tengamos que mirarlo con desprecio. A esto le sumamos la vieja estructura de la hija leyendo el diario de su madre moribunda en el presente en el que se narra toda la historia en lo que más que nada es una molesta interrupción continua por más que nos guste Julia Ormond y un topicazo que parece mentira que no hayan podido sortear. La sensación que deja “El curioso caso de Benjamin Button”, al menos a mí porque ya veo que para otros es maravillosa, es la de haber desperdiciado un material increible convirtiéndolo todo en un intento de cuento moral en el que por contra pocas veces se entra en los dilemas morales y se hace de manera soslayada, referencias a la muerte hay unas cuantas pero el drama potente de la película, ese Benjamin encadenado a vivir hacía atrás no termina de emocionar, de impactar, de funcionar con toda la coherencia que requiere o pretende su por otro lado, fantástico hecho argumental.

Vargtimmen

David Fincher

Anuncios