Paris, Texas ****1984


AÑO
1984
DURACIÓN
144 min. Sugerir trailer/vídeo
PAÍS
DIRECTOR Wim Wenders
GUIÓN Wim Wenders & Sam Shepard
MÚSICA Ry Cooder
FOTOGRAFÍA Robby Müller
REPARTO Harry Dean Stanton, Nastassja Kinski, Dean Stockwell, Aurore Clément, Hunter Carson, Bernhard Wicki
PRODUCTORA 20th Century Fox
GÉNERO Y CRÍTICA

1984: Cannes: Palma de Oro / Drama

París, Texas es una obra maestra gracias a quince minutos inolvidables. Hasta la mitad de la cinta estamos ante una película normal, gran fotografía y excelente banda sonora (la omnipresente y melancólica balada de Ry Cooder).  Sin embargo, desde el momento en el que Travis comienza el viaje con su hijo para encontrar a su madre, la película adquiere un clima indescriptible. Sabemos que la explicación a todo lo que ha sucedido anteriormente se aproxima, nuestro cerebro lleva rato en marcha, pero es incapaz de imaginar la causa del comportamiento de Travis. Y la respuesta a todo esto nos la sirve Wnders en bandeja de plata, con un plano secuencia que tardará tiempo en ser superado. Quince minutos en el peep-show (cuando veais la película entendereis todo) rodados con ese plano secuencia y con una “cámara en off” para los primeros planos de Jane (una Nastassja Kinski memorable). Esta escena nos enseña las consecuencias del amor, de un amor de verdad pero imposible al mismo tiempo, de un amor cuya única solución es el abandono de mujer e hijo. Por favor, no os perdais esta película (en versión original claro). Seguramente, su principio no entusiasme, e incluso algunos (los menos pacientes) caeréis en la tentación de dejar de verla. Sin embargo, cuando la veais, tendréis ganas de visionarla otra vez. Yo lo hice. Después estareis durante una semana o más (depende de lo filosóficos que seais) estremecidos por toda la película, pero sobre todo por esos quince minutos que ya forman parte de la historia del cine, y que hacen de una película normal, una película imprescindible.

Bogar

Anuncios